Lost at Sea

Muchos conoceréis al autor de esta novela gráfica, Bryan Lee O’Malley, por su famosa y reconocida serie de libros Scott Pilgrim. Pero antes de dar el salto con estos seis volúmenes -que incluso se han adaptado en la gran pantalla-, hayá por 2003, publicó Lost at Sea.

Lost at Sea
Portada de Lost at Sea

La historia se centra en Raleigh, una chica de dieciocho años bastante tímida y con problemas para relacionarse con los demás, que cree que, a diferencia del resto, no tiene alma. Según su teoría, está dentro de un gato. Se encuentra en un coche haciendo un viaje de carretera desde California hasta Canadá, ciudad en la que vive, con tres antiguos compañeros de instituto a lo que casi no conoce.

El formato en el que se presenta es bastante curioso, ya que la mayor parte de la historia no se cuenta a través del diálogo de los cuatro personajes, sino a través de los pensamientos de la protagonista. Raleigh se plantea y se pregunta cosas con las que cualquier persona que recuerde su adolescencia se puede sentir identificado. No creer que encajas en ninguna parte, al contrario que todo el resto; verte diferente a los demás de forma no muy positiva, sentir que no estás donde deberías, que pareces el único que alguna vez se plantea dudas a cerca del curso de su vida… En definitiva, preguntas que nos han asaltado a todos en algún momento. No por esto pienses que es una historia triste o monótona, porque los pensamientos de Raleigh se intercalan con diálogos mucho más cómicos entre los distintos personajes, que no podían parecer más diferentes entre sí, con el humor que se encuentra en la serie sobre Pilgrim.

Este coming-of-age no tiene un final que resuelva todas las preguntas o dudas de Raleigh. Ni siquiera queda muy claro si simplemente son cosas suyas que no tiene alma o si es cierto que se la han quitado. No es lo importante. Es solo lo que hace a Raleigh ella misma y lo que hace que se una a sus tres acompañantes. Es lo que hace esta historia interesante.

Las ilustraciones de O’Malley, con su característico estilo, hacen que tener esta novela gráfica en las manos sea un auténtico placer. La escala de grises acompaña el ambiente de las situaciones que viven los protagonistas y la propia personalidad de Raleigh y la caracterización de los personajes hace que sea imposible confundirlos. Lo que sienten y lo que piensan se refleja a través de los dibujos y las diferentes viñetas, perfectamente dispuestas en la página. Una delicia de leer, mirar, llevar a todas partes y recomendar.

Anuncios

Un comentario en “Lost at Sea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s