El castillo de las estrellas

Si aún no os ha quedado claro, soy una ferviente fan de las obras con grandes historias e ilustraciones espectaculares. Son dos cosas que me importan mucho a la hora de invertir en algo nuevo para añadir a mi creciente colección, así que creedme cuando os digo que vale la pena ir a buscar a cualquier librería El castillo de las estrellas y esperar, con muchas ganas, que llegue a España el segundo y último volumen. Yo me topé con este libro por casualidad, ojeando novedades en una tienda online. Su título y su portada, de un color azul muy vivo, me llamaron tanto la atención que enseguida me puse a buscar información. Lo poco que encontré tenía grandes críticas y alimentaba mi expectación por comprarlo, así que en cuanto pude fui a por él. Desgraciadamente, no me lo había podido leer hasta hace poco, de ahí que este post llegue con un poco de retraso aunque espero que estéis de acuerdo conmigo en que lo importante es que ha llegado.

El castillo de las estrellas

El castillo de las estrellas es la última obra que nos trae Alex Alice, el dibujante y escritor de origen francés que se está haciendo un gran hueco en el mundo del cómic desde hace unos años. Siendo ésta su tercera obra, Alice da una vuelta de 360º a todo lo que ha hecho anteriormente. Inspirada en las obras del escritor Julio Verne, de las que toma ese afán por maravillarse ante lo desconocido, y del trabajo del gran Hayao Miyazaki, una de las caras más visibles de Studio Ghibli y de la animación japonesa, esta historia combina un gran guión con unas imágenes espectaculares.

Nos cuenta la historia de Séraphin y su padre, un ingeniero de mucho prestigio, que se embarcan junto a un rey de un país que se enfrenta a una inminente guerra con Prusia y un pequeño grupo de amigos, a la búsqueda del éter que, tiempo atrás, su madre había comenzado. Situada 1000 años exactos antes de que el primer hombre pisara la luna y con una temática propia del steampunk, la obra de Alice tiene todo lo que podrías desear: sueños, esperanzas, un protagonista muy cabezota, unos compañeros de aventuras de lo más singulares y unos enemigos carismáticos y misteriosos. En una carrera por ser el primero en hacerse con el éter, los dibujos del autor, con un trazo muy característico, un diseño de personajes envidiable y unos tonos apaleados hechos con acuarelas de lo más singulares; te transportan al momento que viven los personajes y dinamizan la historia de manera extraordinaria. No hay vacíos en las páginas, no hay nada que no esté lleno de paisajes y colores. Dan ganas de llegar a la siguiente página y dan aún más ganas de que llegue el siguiente volumen.

Una lectura para cualquier momento y cualquier edad, que engancha y hace disfrutar desde la primera página. Alice consigue lo que todos querríamos alguna vez: tener una auténtica obra maestra, de principio a fin y en todos lo sentidos, con su nombre y estilo escrito por todas partes. Si esta obra no te hace soñar no sé qué lo hará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s