Marvel’s Daredevil

Las películas de superhéroes nunca han sido de mis favoritas. No me entendáis mal, últimamente han mejorado bastante en todos los aspectos –Guardianes de la Galaxia me encantó-, pero no son de esas que quieres ver cada cierto tiempo porque te apetece o porque no estás seguro de recordarlas bien y quieres asegurarte, sino que son más de esas que ves un domingo por la tarde con tus padres porque no tienes muchas cosas mejores que hacer.

Mi opinión sobre los superhéroes de Marvel o DC, ya que no soy seguidora de los cómics, viene de ellas directamente y, aunque conozco de antemano los personajes por series de dibujos a las que era aficionada de pequeña, no podría decir que soy una gran fan de este género cinematográfico. Tampoco me han dejado muy impresionada las series de Arrow o The Flash, que combinan acción y telenovela. Pero la serie de la que os quiero hablar ha hecho que quede enganchada a la aventuras y desventuras de cierto superhéroe de Marvel. De la mano de Netflix, cuyas producciones originales no dejan de asombrarme, nos llega Marvel’s Daredevil, un héroe -aunque a él mismo no le guste que lo llamen así- que no se parece en nada a las películas que he visto domingo tras domingo.daredevil-bloody-knucles

Matt Murdock -Charlie Cox- es un tipo normal y corriente, con la única desventaja de que quedó ciego en un accidente cuando tenía nueve años. Junto a su amigo de la universidad Foggy Nelson -Elden Henson-, abre una oficina de abogados que lleva sus nombres en el barrio que les vio crecer, Hell’s Kitchen, uno de los más conflictivos de Nueva York, que se ha convertido en una zona de guerra desde los sucesos de la película Los Vengadores. Pero Matt no se conforma sólo con ayudar a los vecinos gracias a su trabajo de abogado, sino que siente que tiene que hacer algo más por la ciudad que tanto ama. Es por eso que por las noches, con una máscara negra, va dando palizas a todo el que se encuentra haciendo cosas que no debe. Gracias a este trabajo de justiciero nocturno, va aprendiendo poco a poco que la ciudad está bajo el control de un sólo hombre, Wilson Fisk -Vincent D’Onofrio- aliado con la mafia rusa, la Yakuza y el cártel chino. Matt hará su misión conseguir que dejen en paz Hell’s Kitchen, para que sus habitantes puedan mejorar sus vidas de una vez por todas.

Sólo viendo el primer capítulo estaréis enganchados a las andanzas de Daredevil. La presentación de los personajes es espectacular, porque son personajes complejos, que evolucionan, que tienen un pasado que les hace ser quienes son y que les dice cómo actuar, que les lleva a tomar las decisiones que toman, pero que, a su vez, tienen una visión de futuro para ellos mismos y sus ambiciones muy clara, que no apartan de su vista porque todo lo que hacen es para conseguir acercarse a ella. Daredevil no es un héroe al uso, es oscuro, tiene un pasado que nadie querría, y esto le lleva a la situación extrema de exponerse ante sus enemigos y luchar contra ellos. Sufre, sangra, recibe palizas y puñaladas a diestro y siniestro, es una persona de verdad, a la que golpean y le cuesta levantarse. No estaréis de acuerdo con todo lo que hace, pero entenderéis qué le mueve. Lo mismo pasa con su enemigo, Fisk, al que tendréis odio y miedo pero al que, por las situaciones que ha vivido, llegaréis a comprender, porque en su cabeza las cosas que hace tienen sentido aunque estén mal y porque él sabe perfectamente que el mal que causa es para lo que el llama un “bien mayor”. El compañero de oficio de Matt, Foggy, aporta ese aire cómico que esta serie, de corte tan dramático y policial, necesita para poder respirar y para no ahogarse en las desgracias y en las miserias de la parte más oscura de las personas. La secretaria de ambos, Karen Page -Deborah Ann Woll- y la enfermera Claire Temple -Rosario Dawson-, el interés amoroso de Matt, son dos personajes femeninos a los que nuestros protagonistas salvan, pero no en la típica escena de damiselas en apuros, ya que que saben valerse por sí mismas y luchar, a la par que tienen muy claras sus convicciones y lo que tienen o no tienen que hacer para conseguirlas. Como gran personaje femenino tenemos también a Vanessa Marianna -Ayelet Zurer-, enamorada de Fisk, que sabe perfectamente quién se esconde detrás de la imagen de empresario que quiere mejorar su ciudad, pero que acepta, con todas las consecuencias, este y otros aspectos más oscuros que va averiguando sobre él.

Con un ambiente perfectamente construido, que acompaña la trama y las escenas de manera prodigiosa, con diálogos realizados de forma precisa y una interpretación por parte de todo el elenco de la serie, Marvel’s Daredevil se convierte en una serie que hay que ver sí o sí. La acción no invade la trama o viceversa, las coreografías son absolutamente magníficas y la historia y su manera de presentarse son únicas, porque no cansan y te dejan con las ganas de más. A pesar de no ser fan de los superhéroes, sí que lo soy de Daredevil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s