Marvel’s Jessica Jones

Por fin, el 20 de noviembre, llegó a nuestras pantallas Jessica Jones. No sólo era una producción muy esperada porque se trata de una nueva colaboración de Marvel y Netflix, quienes ya demostraron con el personaje de Daredevil lo que sabían hacer, sino que, además, es la primera vez que Marvel inicia un proyecto protagonizado por una súper heroína. Sería injusto decir que es la primera mujer, como muchos han afirmado ya, y nos olvidáramos de que ya tenemos “Marvel’s Agent Carter” en ABC, en la que Hayley Atwell se defiende muy bien en un mundo y una época muy dominados por los hombres; pero sí es la primera mujer con súper poderes, y ha llegado pisando fuerte y sin decepcionar.

jessica jones

Jessica Campbell Jones nació con el único cometido de ser un secundario que funcionara como interés amoroso de Peter Parker, primero, y Johnny Storm después. Pero, en 2001, Michael Bendis y Michael Gaydos la convirtieron en un personaje complejo, torturado, adulto y con aristas para la serie “Alias” de la línea Max de Marvel. Tiene un origen bastante standard de súper heroína, ya que un día volviendo a casa en coche con su familia sufrió un accidente. Chocaron contra un camión militar que transportaba residuos químicos, su familia murió y ella entró en coma. Al despertar, descubrió que poseía poderes, como la fuerza sobrehumana o la capacidad de volar. A pesar de ello, no es un personaje con un tratamiento muy clásico.

Aunque es un personaje que ha ido evolucionando dentro del mundo de la viñeta y que ha ido entrando en puestos más altos de aquellos para los que fue concebida, no es un personaje conocido para el público general y puede que ni siquiera para el aficionado al cómic del género al que pertenece esta chica, pero es algo que juega mucho a su favor en la serie. No tiene un origen que estemos cansados de ver, como podría ser el caso de Batman, Spiderman o Superman, y su premisa es original, ya que poco o nada tiene que ver con otras adaptaciones que hayamos visto de este tipo de personajes. Jessica es una heroína que no quiere serlo, viste vaqueros y chaqueta de cuero, tiene problemas de actitud, bebe demasiado y se gana la vida haciendo de detective privado. No hay glamour en lo que hace, no es excitante y tampoco le importa. Estamos ante un personaje que no quiere verse salvando el mundo y al que le parece ridícula la idea de ponerse un disfraz. Utiliza mucho más su intelecto y su astucia que sus poderes y es aficionada al sarcasmo. Estamos ante una serie que busca una apariencia realista y urbana, más similar a la del cine negro que a la del habitual colorido cine de superhéroes.

Jones está en New York para reconstruir su vida, ya que convive un día tras otro con el remordimiento de algunas acciones de su pasado. En ciertas ocasiones, parece que nos encontramos ante un drama intimista, pero forma parte de lo que os mantendrá enganchados a la pantalla, intentando descubrir que es aquello que vivió y hace que ahora viva atormentada. Sus aventuras suceden en un lugar creíble, la misma Hell’s Kitchen que vimos en “Marvel’s Daredevil”, al que también encontraremos algunas referencias, como a los sucesos ocurridos en la primera película de los vengadores. Nos las veremos con un personaje que se sale mucho del estereotipo femenino que abunda en este mundillo. También hay un villano, Killgrave, que resulta formidable, capaz de hacer cumplir sus deseos a cualquiera, consiguiendo que la mejor persona del mundo  lleve a cabo los actos más despreciables imaginables, no porque desee conquistar el mundo, sino porque puede.

Melissa Rosenberg, quien fuera jefa de guionistas en Dexter, es la responsable de llevar a cabo la producción, y el personaje principal está interpretado por la más que solvente Krysten Ritter, cuyo papel más conocido sea el de Jane en Breaking Bad, y que logra transmitir con credibilidad la lucha interna de este complejo personaje. A diferencia de las series de superhéroes que hemos visto hasta ahora, en las que tiene que haber una o dos explosiones por capítulo y nos enfrentamos al monstruo de la semana, esta se desarrolla como un gran misterio que poco a poco se aclara ante el espectador, un proceso que se ha visto muy favorecido, sin duda, por los métodos de producción de Netflix y el hecho de que la temporada sea publicada completa desde el primer día.

Hay que celebrar, también, la elección del casting. Mike Colter es Luke Cage, encargado de un bar y dueño de una fuerza sobrehumana; David Tennant interpreta a Killgrave, Carrie Anne Moss es la abogada Jerri Hogarth y Rachel Taylor cumple con el papel de Trish Walker, la locutora de radio hermanastra de Jessica. Todos hacen un trabajo magnífico en su papel, en los que encajan a la perfección.

Todas estas, y algunas más, son las razones por la que no deberíais perderos Jessica Jones. Yo a penas tardé  dos días en visionar la temporada al completo, convertido en un adicto de lo que ofrecía la trama e incapaz de ver otra cosa. Estoy seguro de que vosotros os veréis en las mismas, pero merece la pena. ¡Eso si! ¡Coged provisiones antes de darle al play!

Anuncios

2 comentarios en “Marvel’s Jessica Jones

    1. ¡Vaya Chechu! ¡Eres un usuario muy activo! ¡Muchas gracias por comentar nuestras entradas! Espero que si, que te enganches a Jessica Jones como me enganchó a mi. Netflix hace un gran trabajo en sus producciones y es genial poder ver un contenido diferente dentro del mundo audiovisual de los super héroes.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s