Los Retronautas

Como ya sabréis si sois asiduos a este blog, soy un consumidor compulsivo de podcasts. Lo que no es tan probable es que conozcáis mi afición al género de la ciencia ficción, en el que entré de forma realmente seria cuando debía de tener unos catorce o quince años. He leído todos los clásicos de este género con los que he podido hacerme, he visto las películas, las revistas, webs o libros relacionados con el tema que aseguraban que no debía perderme y me he apuntado a ver series en las que naves de cartón se desplazaban por el espacio movidas por cables. Ahora bien, en pocas ocasiones he oído hablar del inicio de la ciencia ficción, del origen y las influencias de las películas, series o novelas que disfrutamos hoy día y que nos recomiendan una y otra vez medios especializados. Ya habían distopías antes de “1984” o de “Fahrenheit 451”, ya habían robots antes de “Metrópolis” de Fritz Lang y, sin duda, ya habían extraterrestres antes de “Más allá del límite”. Y si, vale, probablemente habréis oído alguna referencia sobre H.G. Wells o Julio Verne, pero no fueron ni los primeros ni los últimos en poner su grano de arena en el camino para construir el género y en encontrar información completa y de calidad al respecto, sin perder la cabeza navegando en internet o cruzando pasillos de librerías y bibliotecas.

Los Retronautas

Aquí es donde entra “Los Retronautas”, un programa hermano de “Charrando de Tebeos”, que se autodefine como “el podcast de los clásicos de la ciencia ficción viejuna”. Aquí, Dani y Miguel se ponen a los mandos de su “Retardis” y hacen un viaje por todo lo ocurrido en el mundo de la ciencia ficción antes de la Batalla de Yavin. Ellos harán el trabajo de la búsqueda por vosotros. En la mayoría de las ocasiones se centran en temas bastante específicos como el sexo, las ciudades, las drogas o los robots dentro del género, así como en alguna obra como es el caso de “Soy leyenda” de Richard Matheson, y en otras los podréis descubrir hablando de algunos autores como los propios Wells y Verne o Asimov. La mayoría de los episodios duran alrededor de dos horas, exceptuando su formato “Los micronautas”, que se sitúa sobre los treinta minutos, pero en todos los casos es algo muy distendido que se acerca más a asistir a una merienda con unos buenos amigos en la que habláis de lo que os gusta, que de un serio simposio sobre el germen del género.

Escuchar “Los Retronautas” es una forma fácil de consumir cultura de una forma realmente entretenida y divertida. Y como ya dije al hablar de “La biblioteca de Trantor”, no creo que os haga falta ser asiduos al género, pues simplemente estamos hablando de buenos libros, de buen cine y de buena televisión y, en este caso, del origen de mucho del entretenimiento que consumimos hoy día. Espero que hagáis caso a esta recomendación, que os preparéis la merienda y comencéis a escuchar este programa. Y, por cierto, no estaría de más que tuvierais papel y lápiz para apuntar la cantidad ingente de títulos que están a punto de descubriros.

Anuncios

Un comentario en “Los Retronautas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s