The girl who circumnavigated Fairyland with a boat of her own making

The girl who circumnavigated Fairyland with a boat of her own making es uno de los libros con el título más largo que he visto nunca. Largo, curioso y muy, muy llamativo. La historia de como llegó este libro a mis manos es corta: Patrick Rothfuss, uno de mis autores favoritos y del que ya se ha hablado con anterioridad en este blog, lo recomendaba. Y no era una recomendación cualquiera, sino que era sincera y apasionada, porque cuando cualquier persona encuentra un libro como este no puede evitar recomendarlo de otra manera.

Fairyland

Este libro tiene como protagonista a September, una curiosa niña de doce años que un día recibe la visita de Green Wind y decide, como si no fuera nada del otro jueves, ir con él y su leopardo a otro mundo, lleno de extrañas reglas. September en ningún momento se muestra confusa o sorprendida por lo que ve o por lo que Green Wind le cuenta, por las reglas o por las distintas criaturas que encuentra a lo largo de su camino. El narrador de esta historia, que habla directamente al lector en varios puntos de ella, con divertidos comentarios acerca de lo que está ocurriendo, nos describe a la perfección los lugares en los que se encuentra nuestra protagonista y las características de los personajes que encuentra, siendo preciso en su descripción física y en su olor, algo que me llamó la atención desde el principio. September llega a Fairyland sola, sin tener muy claro a donde ir o que hacer, por lo que la historia se va desarrollando a medida que ella avanza por el mundo de fantasía en el que se encuentra y con el que se relaciona. Su encuentro con brujas la lleva a buscar una cuchara que tiene la Marquesa, la representación de la maldad en esta historia. En todo Fairyland no hay nadie que diga algo bueno de ella, pero es la que manda y por ello debe respetarsele, así que los habitantes siguen sus normas y sus reglas a rajatabla. September hace amigos por el camino, sobre todo un dragón heráldico llamado A-Through-L, que conoce todas las palabras de la enciclopedia desde la A hasta la L. Juntos se embarcan en la aventura de llegar a Pandemonium, capital de Fairyland, donde vive la Marquesa. Y hasta aquí os puedo contar de la historia para no arruinaros nada.

Catherynne M. Valente escribe esta historia con cabeza y corazón. Con pocas palabras consigue llenar de vida un mundo alejado del que conocemos y unos personajes a los que se les coge un cariño inmediato. La narración es fluida y continua, la historia nunca para para respirar, siempre va hacia adelante, capítulo tras capítulo, aventura tras aventura. Todos y cada uno de los personajes tienen personalidades bien definidas, ideas y convicciones claras. Saben lo que quieren y buscan conseguirlo. Están llenos de carisma y sabiduría. La aventura de September os hará sonreír, llorar y seguir leyendo constantemente. Porque es así de buena y está escrita a la perfección. No cambiaría por nada el gran rato que he pasado leyendo acerca de Fairyland y de September.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s