La mejor película

Esta sección de los Oscars, en la que la academia norteamericana entrega el premio a la que considera la mejor película del año, no necesita presentación ninguna, porque es una de las principales razones por las que gente como yo sigue viendo la gala y probablemente la más importante en cuanto a publicidad y repercusión para la ganadora. Os cuento qué me han parecido las nominadas de este año.

The big short – La gran apuesta

the big short

Adam McKay dirige este largometraje, basado en un libro homónimo de Michael Lewis, que se centra en contar la gran explosión de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos que provocaría la gran crisis económica internacional en la que aún vivimos. Cuando cuatro personajes fuera del sistema descubren que las grandes entidades bancarias, medios de comunicación y el mismísimo gobierno se niegan a reconocer el inminente colapso de la economía, tienen la idea de realizar la gran apuesta de la que habla el título, con la que se enriquecerán mientras el resto del mundo se derrumba.

Puede que el tema que trate sea comprometido e interesante y que  los títulos de crédito de este film estén llenos de nombres de estrellas, pero es un completo desastre. Es repetitiva, obvia y superficial. El guión, que trata más de una vez de explicar términos económicos, falla en sus intentos una y otra vez. Cae en la utilización de recursos expositivos como la voz en off, los diálogos explicativos entre profesionales, la ruptura de la cuarta pared o el uso de famosos para definir conceptos. El director se muestra totalmente incapaz de introducir algo de fondo dramático o de construir personajes adecuadamente y acaba dejándonos con esta intentona de documental ficcionado que no aprovecha su punto de partida por perderse en maniqueísmos, con un montaje insoportable que no aporta nada.

Si queréis acercaros a películas que traten este tema de forma más acertada os recomendaría Inside Job, Margin call e incluso El lobo de Wall Street.

The martian – Marte

the martian

También basada en un libro, de Andy Weir en esta ocasión, nos cuenta la historia de cómo durante una misión tripulada a Marte el astronauta Mark Watney es dado por muerto tras una inesperada tormenta y abandonado en el planeta rojo por el resto de la tripulación, que decide volver a la Tierra. Sin embargo, Watney resulta haber sobrevivido y se encuentra atrapado y sólo. Con pocos suministros, debe recurrir a su ingenio e instinto para sobrevivir mientras busca una forma de hacer saber a la NASA que sigue con vida.

Este largometraje está dirigido por un Ridley Scott totalmente irreconocible pero muy eficiente. La película, que cuenta con 142 minutos de metraje, no se hace nada larga gracias a su estupendo ritmo, el humor de su protagonista muy bien apoyado por el uso del soundtrack y su historia, que resulta ser sencilla pero emocionante. Aún con todo, lo mejor que podemos decir de la cinta es que resulta entretenida.

The revenant – El renacido

the revenant

A principios del siglo XIX, en lo más profundo de la América salvaje, el explorador Hugh Glass participa con su hijo mestizo en una expedición de tramperos que recolectan pieles. Glass resulta gravemente herido por el ataque de un oso y tras innumerables penurias, finalmente es abandonado por un traicionero miembro de su equipo y dado por muerto. Con la fuerza de voluntad que le proporciona la sed de venganza como único arma, este protagonista deberá enfrentarse a una tierra hostil, un invierno brutal que no perdona a nadie y a una guerra constante entre tribus de nativos y el recién llegado hombre blanco.

Esta historia con la que ha trabajado González Iñárritu resulta tener una fuerza visual innegable. La película destaca en muchos aspectos técnicos como la fotografía, la ambientación o el montaje, que son los detalles con los que te atrapa esta odisea. Logra que pases frío, sufras las heridas, huelas la pólvora y consigue llevarte a lo más visceral de este viaje sin establecer ningún filtro. DiCaprio, que se encarga del papel principal, está a la altura de esta interpretación con altas exigencias físicas y Tom Hardy, el enemigo en esta historia, muestra como viene demostrando desde hace tiempo lo gran actor que es. Sin embargo, la película no es del todo consistente y el relato busca desesperadamente alguna clase de amarre emocional a esta trágica historia en la que se muestra cómo el hombre es un lobo para el hombre, a pesar de que es un concepto que sólo se puede alcanzar intelectualmente y no emocionalmente. Se conecta con el sufrimiento y el dolor físico, pero no con el intento de trascender lo humano. El director mexicano se deja llevar por su pretenciosidad y acaba fallando, dejándonos indiferentes. Faltan capas en el guión que se queden con lo esencial y lo apliquen para dejar algo más de poso del que consigue dejar. Una película que queda en intento.

Brooklyn

brooklyn

En esta historia, directamente extraída de una novela de Colm Toibin, se nos relata cómo la joven Eilis decide abandonar Irlanda y viajar a los Estados Unidos, donde comienza sus estudios y conoce a un chico del que se enamora, cuando un día le llegan noticias de un grave problema familiar y se ve en la complicada situación de tener que elegir si quedarse en Brooklyn o volver a la tierra que la vio nacer.

Poco hay que decir de este film dirigido por John Crowley, es una película simpática y agradable de ver. La fotografía, el vestuario y los diseños de producción destacan por encima de todo y Saoirse Ronan se revela una vez más como una gran actriz. Sin embargo, y por desgracia, se queda en esto. La historia, que podría haber llegado a ser al menos la de un bonito romance, falla en más de un aspecto y el cierre llega de manera precipitada y peca de expositivo.

Spotlight

spotlight

Thomas McCarthy nos trae la historia de un equipo de reporteros que, en 2011, destapó los escándalos de abuso infantil cometidos durante décadas por curas de Massachussets.

Este es un film que se resume con las palabras “buen cine”. Es una redonda combinación de buen guión, interpretaciones más que destacables y un ritmo ligero que sitúa la historia por encima de todo. Nunca aparta el punto de vista de los periodistas y aunque la investigación es lo que hace que la trama avance, sabe hacer que sus protagonistas brillen. Esto último es apoyado por un reparto magnífico que es capaz de mostrar todo lo relevante de sus personajes con el uso de gestos o pequeñas actitudes. El guión, además, se permite introducir la perspectiva de como la historia puede llegar a afectar al ámbito más íntimo, pero es capaz de exponer todo sus puntos sin la utilización innecesaria de efectismos. Aunque no hay grandes alardes en la dirección, se controla el tono a la perfección y se mantiene el equilibrio en las responsabilidades que carga. Spotlight resulta estar a la altura del tema que trata.

Room – La habitación

Room

Lenny Abrahamson trabaja con una novela de Emma Donoghue para contarnos la historia de Jack, un niño de cinco años para el que una habitación resulta ser el mundo entero, donde ha nacido, come, juega y aprende con su madre.

Es una película que resulta estar hecha con absoluta brillantez y es, quizás, la más destacable de entre las nominadas de este año. Relata una historia dura pero no se centra los efectismos baratos a los que estamos acostumbrados, sino que centra el punto de vista en el niño, interpretado por un increíble y jovencísimo Jacob Tremblay, y acaba por darle un aire de cuento infantil. Cuando llega el primer giro de la historia parece que el interés podría decaer, pero no lo hace, el relato es manejado con maestría y consigue que te sigas interesando y preocupando por los personajes, además de hacerte sentir frustrado por la situación en la que se encuentran. Lo más emocionante de esta edición, sin duda.

Bridge of spies – El puente de los espías

bridge of spies

James Donovan, un sencillo abogado de Brooklyn, que trabaja para una aseguradora, se ve repentinamente envuelto en la guerra fría que existe entre su país y la URSS. Es la nueva historia de Steven Spielberg y, aunque se trata de ese Spielberg que hace años trabaja con el piloto automático puesto y ha dejado de contar las historias que a muchos nos gustaría verle volver a dirigir para ponerse al frente de aquellas que son interesantes para él, nadie puede decir que este no es un buen trabajo. Al director que nos ocupa no le cuesta ningún esfuerzo seguir demostrando que es un genio. Cada escena y diálogo son interesantes; nada sobra en este film, de estupenda fotografía, que a pesar de tener un ritmo interno bastante pausado se pasa volando. Es un, más que solvente, drama de espías que está lleno de personajes con un magnetismo especial como es el de Rylance. Spielberg hace planteamientos morales y trascendentes en esta película que durante la primera mitad es una maravillosa historia sobre juicios y en la segunda es un poderoso thriller. Alguno de los planos de su tramo final quedarán para el recuerdo.

Mad Max

mad max

George Miller vuelve a ponerse a los mandos de la saga Mad Max para traernos una historia que reescribe lo acontecido en las anteriores entregas. En esta ocasión, descubrimos a un Max que ha decidido que la mejor forma de seguir vivo es permanecer sólo. Sin embargo, se ve arrastrado a formar parte de un grupo que huye a través del desierto en un vehículo conducido por la Emperatriz Furiosa y en el que transportan a las esposas de Inmortan Joe, el tirano de la Ciudadela.

Este película es una de las más gratas sorpresas de este año pasado. Lo tiene todo. Una acción impresionante y bien dirigida en la que no te pierdes ni un sólo detalle con bruscos movimientos de cámara, un interesante discurso sociopolítico y a un montón de mujeres protagonizando la historia, algo que tristemente aún es un valor a destacar en la época en la que vivimos. Es realmente interesante la evolución que Miller ha conseguido en su estilo, que resulta moderno y se ajusta muy bien a una narravita mucho menos estática en cuanto al montaje se refiere, pero que mantiene una puesta en escena donde lo realmente importante es mostrar el desarrollo de las cosas. Es increíble que este director septuagenario haya conseguido aportar algo nuevo a la industria y de un nuevo giro a este género que parece de lo más agotado. Son maravillosas sus formas a la hora de plantear las secuencias y acercarse a la acción intercalándola con las historias de los personajes. Una maravilla frenética con unos colores y una fotografía de ensueño.

Anuncios

2 comentarios en “La mejor película

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s